DEBERIAMOS TENER UNA PLANTA DE ALOE VERA.
marzo 4, 2021

DEBERIAMOS TENER UNA PLANTA DE ALOE VERA.

Hoy quería comentaros los múltiples beneficios de tener una planta de Aloe Vera en casa, y más aún si hay niños.

Entre las propiedades medicinales que se le atribuyen a esta planta y que podéis leer en este post de Somos Medicina, podríamos separar entre las que se generan con el consumo o con la aplicación tó

Para beber (un chupito al día en ayunas, para fortalecer el sistema inmunológico entre otras cosas), suelo comprarlo en

zumo ecológico de Aldi, que viene en botella de cristal y me dura unas 2 semanas por unos 7 euros, cuando en la mayoría de tiendas ronda los 18 euros.

A pesar de que actualmente podemos conseguir tanto el gel de Aloe Vera

para beber, como el de uso cosmético en cualquier herbolario e incluso en algunos supermercados, estoy segura que el tener una planta es la mejor de las opciones para el uso cosmético porque:

1- es una planta fácil de cuidar y mantener.

 

2- con un consumo cosmético familiar moderado, la planta nos valdrá durante 7 años. Luego podremos mantenerla como decoración y por su capacidad de protegernos como indico en el punto 6.

3- no hay que ser muy manitas para obtener el gel puro de la planta.

4- es un recurso que tendremos cuando lo necesitemos, sin caducidad.

5- podremos encontrarle cada vez más usos, una vez que entremos en confianza con la planta

6- una planta de Aloe Vera puede absorber el 90% de las radiaciones nocivas de ordenadores y televisores, y este dato ha sido revelado por un estudio de la NASA!

La primera aclaración que quiero hacer es que la planta debe proceder de origen conocido o certificado, para asegurarnos que no contenga pesticidas

ni sustancias que puedan afectarnos al utilizarla. Y para completar la lista de requisitos:

La planta debe ser de la especie Barbadensis Miller. Hay más de 250 variedades de Aloe Vera, pero la que cumple con las propiedades terapéuticas es ésta.
Debe tener entre 3 y 10 años.
Si tienes mascotas en casa, procura que la planta de Aloe Vera no esté a su alcance para hacer pis/caca…
Dicho esto, la planta la podéis tener en interior o exterior. En nuestro caso, está en el salón sobre una estantería y la regamos una vez por quincena aproximadamente.

Entre los cientos de usos cosméticos que tiene y que podéis ver en este enlace, yo la suelo utilizar para quemaduras, irritación de la piel, rojeces, cortes y para las arrugas (había que confesarlo..).

La forma de utilizarla es la siguiente. Cortamos una hoja desde el inicio de su nacimiento, prefiriendo las más cercanas a la tierra que son las más viejas.

La lavamos y colocamos sobre una tabla para cortar.

Con un cuchillo “pelamos” la hoja. Yo comienzo por el lado más plano y luego quito la piel del lado curvo.

Al separar de la segunda piel, iremos obteniendo el gel puro del Aloe Vera, que tiene una consistencia pegajosa y es transparente.

Cuando voy a darle uso para mis hijos, lo primero que hago es ponerles en contacto con el Aloe. Una vez reconocen la sensación, ya la utilizo en la zona a tratar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *