Cuatro hermanos juntos, detuvieron al novio de la mamá, la casa estaba en terribles condiciones.

Esta noticia dejó toda una comunidad en shock, no podían creer lo que había sucedido, fue una tragedia muy lamentable tanto para los familiares como para los vecinos.

 

 

 

En El Jagüel que es una ciudad del partido de Esteban Echeverría, Buenos Aires, Argentina, se derrumbó el techo de una casa, perdiendo a consecuencia de esto la vida cuatro hermanitos que se encontraban dentro de ella, el mayor de los hermanitos tenia apenas 10 años de edad.

Los niños fueron identificados como Benicio y Noah Nisi, ambos gemelos de apenas cuatro años de edad, Lorenzo del Rio, de 6 años, y Santino Hardoy, de 10 años siendo este el mayor de los hermanos, según afirman los investigadores, se habían acumulado alrededor de «5 toneladas de escombros» en las losas de piedra, lo que se cree que contribuyó al colapso.

Según los primeros relatos, unas horas antes del derrumbe, “los detenidos sacaron escombros del patio para hacer espacio y los colocaron en una losa arriba del baño de los niños”. “Se han reservado unos 5 metros o 5.000 kg de material en el techo para más ampliaciones”, explican.

 

 

El detenido, identificado como Catalino Daniel López, de 51 años, pareja de la madre de los niños, fue puesto bajo custodia, acusado por el delito de provocar la tragedia de forma culposa, agravado por la multiplicidad de niños sin vida y se negó a declarar.

 

 

Pamela Nisi, madre de cuatro niños, escribió en Facebook: “¿Quién me puede quitar este dolor? Ya no puedo más porque la vida no es justa conmigo. No puedo, te extraño, mi Lolo, mi Santi y mis chicos».