septiembre 24, 2021

¿Donarías un riñon para tu hijo/A?

Sarah Bingham una mujer de 48 años de Inglaterra, debe tomar la decisión más dura y difícil en toda su vida.

 

 

Sarah es madre de tres hijos: Noah, Ariel y Casper. Tanto Noah, de 20 años, y Ariel de 16 padecen una enfermedad genética llamada Nefronoptisis.

 

Esta enfermedad Inicia en la infancia y afecta el funcionamiento renal, causando infamación y cicatrices en los riñones.

 

 

 

En este último año la salud de ambos hijos ha ido empeorando, hasta llegar al punto de que ambos necesitan un trasplante de riñón para vivir.

Lamentablemente su padre no puede donarles, mientras que su madre es la única compatible de la familia

 

 

Estaba lista para darle un riñón a mi hija y después mi hijo sufrió insuficiencia renal y también necesita un riñón. Solo puedo donar uno”, dijo la mujer.

Todo empezó en el 2016, cuando Ariel, con 11 años, comenzó a sentir un profundo cansancio que cada vez se hacía más constante.

 

Aunque pensaron que podría deberse al estrés de los exámenes escolares, las pruebas realizadas en el hospital Royal Victoria Inrmary conrmaron que tenía nefronoptisis.

Tras una serie de pruebas se supo que su madre era compatible y que cuando lo necesitara ella le donaría su riñón. Pero no podía imaginar que 3 años después, su hermano Noah, con 18 años, recibiría el mismo diagnóstico.

 

 

 

 

 

Ariel empeoró mucho en el último año, por lo que probablemente será la que primero necesite el trasplante de riñón donado por su madre.

Noah se somete a diálisis a diario, más o menos puede luchar contra la enfermedad, y ahora mismo necesita subir de peso para poder ser candidato al trasplante.

 

 

 

Pero en breve necesitará el riñón de su madre. “Como madre, cuando tienes dos hijos que necesitan trasplantes de riñón y esperabas darle tu riñón a uno, y de repente el otro también lo necesita, sientes un gran dilema”, admitió Sarah.

El corazón de Sarah no puede estar más destrozado y la angustia la invade, especialmente porque harán pruebas a Casper, de 12 años, para descartar que tenga la misma condición. La encases de donantes es alarmante en ciertos países.

 

 

 

 

John Sayer, especialista en atención de riñones del Hospital Freeman, quien atiende a Noah, sostienen que una de cada 100.000.00 personas sufre de nefronoptisis y que el tiempo de espera para un trasplante es de tres años.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *